SOBRE EL FILO DE LA HORA

0
163

 

El censo nacional del mes de octubre produce expectativas dentro y fuera de la Argentina. Se  hace cada diez años y es analizado por inversores y analistas internacionales y oriundos. Jorge Todesca desde INDEC puso a punto la organización del censo,” tan   compleja como una elección general”.

Hoy el presidente Alberto Fernández analiza un informe detallado sobre las necesidades económicas. Entre sus hombres cercanos las opiniones se dividen. Hay quienes consideran que su postergación es una señal de emergencia hacia el Gobierno y los que evalúan si conviene  posponer su realización para 2021.

Cada Censo implica que 750 mil personas salgan a la calle y recorran cada una de las viviendas del país en sólo un día para realizar alrededor de 45 millones de entrevistas.

El jefe de Gabinete Santiago Cafiero con las actuales autoridades del INDEC hicieron un análisis preliminar de los costos. Alberto Fernández revisa un informe o sobre cuánto costaría llevar adelante el censo. Ese es el tema a definir. Hay quienes consideran que hay que atribuir la postergación a motivos técnicos, para evitar el tema costos. Es una jugada de alto riesgo.

En 2017 y 2019, el INDEC hizo dos ensayos. Sobre esa base se fueron corrigiendo temas y preguntas. Son 45 millones de entrevistas, en un solo día. Servirá para evaluar y planificar políticas públicas, demografía y situación social y de infraestructura. Lo que pasó, lo que pasa y hacia dónde hay que ir. Faltan menos de ocho meses.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here