OTRAS MIRADAS

0
173

 

Hace unos cuarenta años se publicó la primera versión de 7 Miradas. Llevaba el título de “Informe 1”, derivó a “Informe 3” y así fue mutando hasta su formato y contenido actuales, con dos columnistas políticos de la categoría Carlos Fara y Luis Tonelli. El resto del conjunto trata asuntos que de un modo u otro importan a la Argentina.

“7Miradas” no está en venta. La financian buenas voluntades individuales o empresarias. Su público está compuesto por un conjunto de funcionarios, políticos, empresarios, periodistas. Su selección es lenta y cuidadosa.

En estos años se han sumado otros medios y otras visiones. Figuran páginas de Horacio Verbitsky (El excelente Cohete a la Luna), las de Vicente Massot y Agustín Monteverde. (M&A InC), de Jorge Raventos, Calibar, el rastreador donde escriben, Matteo Goretti, Fabián Calle, Francisco de Santibañes, Luis Tonelli, Ignacio Labaqui y Juan Battaleme. Si bien la información política ha aumentado su caudal otras páginas on line se multiplican. Entre ellas “La TeclaInfo” de donde extraemos las observaciones siguientes:

 

Mariel Fornoni

“El pedido es que alguien se haga cargo, no que se vayan”

La consultora de Management & Fit dijo a este medio que “es cierto que hay un malhumor social, que las expectativas cayeron, hay pesimismo político y económico y mucha decepción; pero no veo hoy una situación de ‘que se vayan todos’. Alberto Fernández perdió 14 puntos de abril a ahora, pero todavía tiene un 44% de aprobación, y no es menor. Larreta está casi en 70 puntos de aprobación. Que se vayan todos es cuando todos tienen 20 puntos de aprobación. Pero además, el principal factor común hoy es la incertidumbre, y en ese contexto, el pedido es que alguien se haga cargo, no que se vayan. Esto no quiere decir que no pueda ser distinto en unos meses. Hay mucha incertidumbre”. Asimismo, Fornoni subrayó: “La situación económica es desesperante. Muchas empresas cerraron y otras creen que van a tener que hacerlo. Miedo a despidos, mucha desconfianza. Es difícil generar confianza con cosas como la reforma judicial. En medio de una coyuntura grave, no parece un tema pertinente. Eso aumenta el malestar social. Las idas y vueltas en salud, economía; todas estas cosas erosionaron la confianza en el Gobierno. La gente no le cree demasiado a nadie, en realidad. Y en los dos últimos meses se ha erosionado el liderazgo presidencial, pero no por la oposición sino por las propias disputas internas. Cuando tenés un doble comando es muy difícil. Alberto tiene que recuperar el liderazgo de la agenda política”.

*Socia Directora de Management and Fit. Doctora en Economía y Empresariales

Sergio Berensztein

“En general se ve un desgaste importante de toda la clase política, en especial, en el oficialismo. Cayó la imagen de Alberto y, también, la de Cristina. Se ve que esta radicalización le está costando en términos de opinión pública. De los líderes de la oposición, el que más capitaliza es Larreta, que se mantiene con una buena imagen. Y al mismo tiempo, hay otros líderes, como Vidal, que se sostiene bien. A los que les va bien es a los moderados. Esa tendencia lleva algunos meses. El desgaste mayor es en los radicalizados. Pero todavía no veo un ‘que se vayan todos’”. En la misma sintonía, Berensztein explicó que “2001 fue una crisis económica muy profunda que rompió todos los contratos, y creo que hoy, eso no se da. Uno tiende a mirar las crisis del pasado para entender el presente y el futuro, y eso es un error; hay situaciones que son nuevas, cada crisis es única. Hay que mirar las crisis tal como son. La sociedad argentina actual es muy diferente a la de ese entonces. No va a haber un corralito. No creo que pase lo mismo”.

*Sergio Berensztein Doctor en Ciencia Política (University of North Carolina, Chapel Hill) y Licenciado en Historia (UBA). Profesor de la Universidad Torcuato Di Tella. Se desempeña como analista político-.

 

Graciela Fernández Meijide

“Veo una tensión demasiado fuerte entre oficialismo y oposición. Lo primero que se viene a la mente es la crisis del 2001, pero en aquel momento, al menos, no existía la pandemia. Cada crisis tiene sus características, pero todas tienen una cuestión económica y de necesidades. Pero en 2001 había dos líderes: uno que representaba al PJ, Eduardo Duhalde, y otro que representaba al radicalismo, Raúl Alfonsín. Y entre ellos se pusieron de acuerdo. Tomaron medidas en conjunto, algunas muy dolorosas, pero la existencia de dos liderazgos impidió el quiebre total y generó el terreno para un gobierno bastante mejor, que fue el de los Kirchner”. “Hoy hay falta de liderazgo real, porque no se puede dejar de ver la tensión entre Alberto y Cristina. Parrilli peleándose con el embajador de Estados Unidos, cuando el Presidente, más tarde o más temprano, va a terminar hablando con el FMI. Vamos a necesitar de ellos. Y del otro lado hay una coalición que, por suerte, se mantuvo unida, pero hay tensiones entre Macri, Larreta; y hay que ver las pretensiones de los radicales, Cornejo, Negri. No hay un líder en ninguno de los dos espacios. Es realmente una situación que parece –sic– una novela de Shakespeare”.

*Rosa Fernández Meijide. Es una política y activista de derechos humanos argentina.

 

Hugo Haime

“Lo peor que se puede hacer es generar incertidumbre en la sociedad”

“hay una situación social complicada. Los sectores vulnerables están muy complicados, pasamos de un 35% de pobreza al 50%. Hay mucha decepción. Se necesita armonía social. La dirigencia política, no es muy clara en ese sentido. Se sacan la foto por el coronavirus pero después vemos lo que pasa en el Congreso. Desde el punto de vista político volvimos a la grieta, y eso es una complicación para la Argentina. Pero todas las cosas que anticiparon tanto Berni como Grabois se están cumpliendo: el aumento de la delincuencia y la toma de tierras. La pandemia tapó todo, pero los problemas siguen existiendo”. “Hoy, no pasa lo del 2001. La imagen de los dirigentes es la más o menos lógica. Excepto Alberto y Larreta, el resto, no luce demasiado. Creo que si la dirigencia política no da respuestas, la gente le va a pedir resultados al conjunto. Riesgo institucional, no veo. Creo que hay cierta madurez, gente que entiende esta situación. Me parece que lo que intentó hacer Duhalde es decir ‘che, si no se juntan y llegan a un acuerdo, esto se puede complicar’; y coincido en eso”. “Las diferencias internas perjudican en la gobernabilidad, pero para afuera puede sumar distintos sectores. Pero lo peor que se puede hacer es generar incertidumbre en la sociedad, eso golpea al Gobierno nacional. Hay un problema de eficacia. Podes tener muchas declaraciones, pero el tema es lo que se haga con las cosas. Hay un sector importante de la sociedad que niega la gravedad, ya no le interesan los números de infectados y muertos. Hubo graves errores de comunicación”.

*Consultor y analista político

Carlos Fara

“No hay espacio para un Bolsonaro o un antisistema en Argentina”

El consultor político afirmó a La Tecla que “estamos en el peor momento de la pandemia, mal momento económico. El proceso de desgaste afecta la imagen del Presidente, que hoy no tiene la legitimidad suficiente para conducir la sociedad. Se aceleró el proceso político, no sabemos dónde va a terminar lo sanitario, económico y social. La política está como entrampada. Los puentes se rompen, la política se desgasta y la gente se fastidia. La Argentina ha ido evolucionando a un escenario donde el protagonismo de las dos partes lo tienen los halcones y las palomas están relegadas. Y es un negocio mutuo, a los sectores duros de uno y otro lado les sirve que le vaya bien al otro”. “No creo que estemos en un escenario de ‘que se vayan todos’. Ni por casualidad. Era claro que la política se iba a desgastar por la crisis. Si la economía se empieza a recuperar lentamente, se van a calmar las aguas. No hay espacio para un Bolsonaro o antisistema en la Argentina. Dos tercios del país son los dos núcleos duros. No veo al país mal representado, sí está en una mala situación, que es otra cosa. La sociedad venía muy golpeada y ahora está peor. La sociedad está muy fastidiada, por el hartazgo de la cuarentena y la crisis económica y social, pero al salir de la crisis no salen con energía como para tomar acciones. Esta será la peor crisis de todas, pero no doy por sentado que sea una sociedad que quiera expresar un voto bronca mañana. No digo que no pueda pasar en los próximos meses, pero no es lo que veo hoy”. Por último, Fara expresó: “La película, conceptualmente hablando, la conduce Cristina. Los márgenes de movimiento se le han reducido mucho a Alberto y a los moderados en general. Los intendentes y gobernadores peronistas están muy callados. No ha habido una sola voz disonante. Es muy particular eso. Están todos dentro del mismo barco y el predominio lo tiene Cristina. Hoy, no hay problemas de gobernabilidad, ella toca el silbato y todo el mundo obedece”.

 

*Carlos Fara es Presidente de Carlos Fara & Asociados.  Especialista en Opinión Pública, Campañas Electorales y Comunicación de Gobierno. Es columnista político de 7 miradas.