NEGOCIOS CHINOS

0
57

 

Eva Dou.* Desde noviembre, la ley de protección de información personal de China, es un reciente factor que se suma al clima político difícil para las empresas que operan en el país ya que altera el análisis de costo beneficio. El potencial para los negocios de 1400 millones de consumidores fue un atractivo irresistible. Ese tiempo está cambiando

James Zimmerman, abogado estadounidense en Pekín, opina que el mercado chino es “cada vez menos apetitoso para las compañías occidentales” por “los riesgos para la reputación de operar en un ambiente con censura extrema de contenidos y condiciones regulatorias más ajustadas”.

La guerra comercial introdujo la política en los negocios entre Estados Unidos y China. Pekín y Washington esgrimen aranceles y boicots a productos de consumo masivo. Pekín lanzó una campaña populista contra las grandes empresas, haciendo que el mercado sea menos rentable bajo regulaciones nuevas más estrictas.

Para otros ejecutivos empresarios occidentales las controversias de derechos humanos de la era del Presidente Xi Jinping son un punto de quiebre, incluyendo la represión de minorías étnicas en la región de Xinjiang, que Washington clasificó como genocidio; el silenciamiento de manifestantes en Hong Kong a través del encarcelamiento; y más recientemente la desaparición de la estrella del tenis Peng Shuai luego de que acusará a un alto funcionario de asalto sexual.

El presidente de la asociación de tenis femenina, Steve Simon, dijo que la organización está dispuesta a cesar sus operaciones en China, perdiendo potencialmente cientos de millones de dólares, si las autoridades chinas no investigan adecuadamente las afirmaciones de Peng.

El 2 de noviembre, el mismo día que las acusaciones aparecieron en la cuenta de redes sociales verificada de Peng, Yahoo! anunció que se retiraba del mercado chino debido al “clima de negocios y legal crecientemente desafiante”. Días antes LinkedIn citó ese ambiente operativo dificultoso en su decisión de cerrar la versión China de sus sitios de red, aunque mantiene un sitio de listado de empleos en China sin comentarios sociales o la capacidad de compartir artículos.

Yahoo! Reduce gradualmente operaciones en China, debido a la reducción de los negocios por el país debido a la censura y la competencia de actores locales. En 2007 la compañía fue duramente criticada en Estados Unidos por entregar correos electrónicos de dos disidentes políticos chinos a las autoridades de Pekín, que fueron usados como evidencia en sus juicios; más tarde fueron encarcelados. Yahoo cerró su servicio de correo en China en 2013 y cerró sus oficinas en Pekín en 2015.

Aun así la compañía se mantuvo en el mercado chino hasta ahora. Si bien Yahoo no dio detalles de sus motivos para salir de China, su anuncio ocurrió al entrar en vigor la nueva ley de protección de datos el 1 de noviembre, que requerirá a las compañías multinacionales hacer cambios significativos y costosos en su procesamiento y almacenado de datos.

La ley tiene amplias medidas de protección de los consumidores que limitan la capacidad de las compañías -chinas y extranjeras- de recoger información personal de los mismos sin su consentimiento y les impide almacenar más datos personales que los necesarios. También restringe el transporte fuera del país de datos personales de ciudadanos chinos, restricción especialmente onerosa para compañías tecnológicas multinacionales.

“La nueva ley de datos ha creado mucha incertidumbre” dijo Lester Ross, jefe de política de la Cámara de Comercio de Estados Unidos en China. Su cámara, AmCham, se comunicó con reguladores chinos para pedir un período de tolerancia a las compañías más tiempo para cumplir.

Clarisse Girot, directora para la región Asia-Pacífico del Foro por el Futuro de la Privacidad, observa que la ley china en gran medida está modelada en base a la regulación general de protección de datos de Europa, implementada en 2018. Pero la versión oriental difiere en sus estipulaciones respecto de la soberanía nacional china sobre los datos, en vez de referirse solo a los derechos de los consumidores.

La ley aparece en medio de fuertes presiones sobre las empresas por la campaña de Xi de “prosperidad común”, impulso populista por reducir la brecha de la riqueza en el país. Una cantidad de compañías chinas entre las más poderosas sufren acción regulatoria en el último año. Distintas empresas han dispuesto hacer grandes donaciones filantrópicas para demostrar que apoyan la iniciativa del gobierno.

Epic Games, creador estadounidense de videojuegos, abandonó el mercado chino el 15 de noviembre, después de que Pekín prohibió a los niños los videojuegos en la noche los días de escuela. El popular juego Fortnite de Epic estuvo disponible a modo de prueba en China por más de dos años sin aprobación regulatoria para su lanzamiento.

La partida de algunas compañías tecnológicas extranjeras significa menos competencia para actores locales. Puede producir problemas de largo plazo. China se benefició de la actividad de compañías de alta tecnología extranjeras que facilitaron su avance en conocimientos tecnológicos del país con joint-ventures y acuerdo de transferencia.

Ross dijo que las estrictas restricciones de China al ingreso durante la pandemia han sido otro desafío más para los negocios, al igual que los cortes de energía que complicaron la producción industrial en todo el país.

En resumen cunden fuertes factores de disuasión para negocios y visitantes.