LULA SE ACERCA.

0
91

 

Luiz Inácio Lula da Silva es favorito en los sondeos frente a Jair Bolsonaro. La Corte Suprema anuló por conflicto de competencias cuatro juicios cursados contra Lula en tribunales de Curitiba. Decidió que las causas deberán reiniciarse en otros juzgados. Así quedaron sin efecto penas de casi 26 años de cárcel que pesaban en su contra.

«Se trata de otra decisión de la Corte Suprema que restablece la seguridad jurídica y la credibilidad del sistema de justicia del país», opina el abogado Cristiano Zanin, su defensor. El fallo le devuelve a Lula su derecho a aspirar a cargos electivos.

En ese mismo sentido se pronuncian los partidos progresistas. Consideran que Lula será candidato presidencial en 2022. El más claro fue el gobernador del estado de Maranhao, Flavio Dino, hasta ahora posible candidato 7 por el Partido Comunista do Brasil (PCdoB), sugirió que «sería un honor aspirar a la vicepresidencia» en una fórmula encabezada por Lula.

«Yo estoy vivo, entero, tengo una energía de 30 años y estoy listo para la pelea. Si es necesario para derrotar a un fascista como Jair Bolsonaro, seré candidato a presidente» dijo Lula. Hizo un guiño a sus seguidores en las redes sociales; cambió su foto de perfil por una en la que aparece bien peinado, con traje y corbata con los colores de la bandera de Brasil que solía usar mientras estuvo en el poder (2003-2011)

Algunos sondeos consideran su candidatura de cara a las elecciones generales del 2 de octubre de 2022. Es claro favorito frente a Bolsonaro, cuya popularidad decayó entre los estertores de la pandemia de covid-19.

La principal encuesta  -PoderData- señala que, en primera vuelta, Lula se impondría con un 34 por ciento frente al 31 de Bolsonaro. En la segunda vuelta, el dirigente sindical llegaría al 52 por ciento y Bolsanaro un 34%. «Este escenario es un fotografía del momento, cuando el país enfrenta el peor impacto de la pandemia de coronavirus y hay una gran incertidumbre sobre la recuperación de la economía», analiza PoderData.

Bolsonaro, alertó a los brasileños sobre Lula y la corrupción que, en su opinión, encarna el líder progresista. «Si Lula vuelve, por el voto directo, el voto auditable, todo bien. Pero piensen cómo será el futuro de Brasil con el tipo de gente que él va a traer para dentro de la Presidencia».

El vicepresidente, el general Hamilton Mourao, minimizó el escenario electoral que anticipa la vuelta al ruedo de Lula: “Es demasiado temprano para hablar de campañas. Tenemos una pandemia para enfrentar, problemas de presupuesto, necesidad de avanzar con reformas antes de terminar el Gobierno. La campaña, solamente en junio del año que viene».