LIBROS: ALBERTO

0
90

Diego  Schurman es el autor de “Alberto, La Intimidad del hombre, el detrás de un Presidente”. Con sinceridad y cierto sentido del humor, narra la odisea sufrida para escribir este libro. De ahí que se ha preferido su relato sobre las peripecias para hacerlo que la revelación de situaciones que serán motivo de un tratamiento más exhaustivo. Es una demostración apegada a un viejo refrán: “Para muestra basta un botón”. Relata Schurman:

“Cubriendo la campaña del Frente de Todos, me zambullí en la intimidad de Alberto Fernández y conviví con su círculo  más cercano. Fui testigo directo de muchos momentos que jalonaron el regreso del peronismo a la casa Rosada y pude reconstruir muchos otros gracias al invalorable aporte de sus protagonistas: Son historias increíbles y nunca contadas.

”Después de seguir durante tres décadas los avatares del PJ, pensé que ya nada ni nadie iba a sorprender. Sin embargo, el detrás de escena del actual presidente fue revelador en tantos sentidos que me propuse contarlo a través de un compendio caprichoso de crónica y otros géneros periodísticos.”

“Se asombrarían, como me paso a mí, de los energéticos y hasta ahora desconocidos reproches a Cristina Kirchner en aquella cumbre del reencuentro; del pase de facturas a Héctor Magnetto durante una comida reservada en Clarín; y de los ásperos  debates telefónicos con Mauricio por la manipulación de la Justicia y el Lawfare.”

“Integrantes del equipo de campaña del Frente de Todos me habían advertido de las pocas pulgas del entonces candidato. Con denodado esfuerzo, ellos apenas habían logrado quebrar su residencia a participar de los debates presidenciales y a filmar piezas publicitarias. Alberto prefería el contacto directo con la gente. Todo lo demás le parecía superfluo y digno de un show mediático.”

“Su terquedad fue una marca de fuego. Aun teniendo la bendición de su jefa política, se negó durante dos días a encabezarla fórmula presidencial. Él entendía que ese lugar estaba reservado para ella. Pero no le dieron opción. Debió asumir el desafió, no sin antes manifestar cierto temor a lo que implicaría ese cambio de vida en la relación con su pareja y su hijo, de los primeros en enterarse de la novedad.”

“Luego de esta inédita situación, en la que una candidata  a vice designa al candidato  a presidente, me propuse retratar a los otros aspirantes del PJ. O mejor dicho, me propuse registrar sus reacciones al enterarse del lanzamiento de la fórmula Fernández-Fernández. Acaso la imagen de Sergio Massa en calzones, pidiéndole a Alberto que le explicara por teléfono que cuernos estaba pensando, me haya permitido sintetizar el desconcierto generalizados de esa mañana. Nunca imaginé que meses después e diputado terminaría festejando alocadamente con sus viejos enemigos de La Cámpora. Si los diarios hubiesen registrado la intimidad de las PASOS se habrían asegurado una original foto de tapa. Pero el VIP tenía acceso restringido para los medios, salvo para los dueños de C5N, quienes a pocos de ser liberados brindaron con Alberto en la noche de las elecciones generales.”

Desde ya abundan las perlitas en el relato de Schurman. Son tantas como para hilar más de una docena de collares. Ya lo apreciará el lector en un próximo “7 miradas”.