LA PENIINSULA DE ORO

0
58

 

Punta del Este es una península encantadora, a menos de una hora de Montevideo y algo más con la frontera con Brasil. Dicen leyendas confirmadas que fue consagrada por europeos exiliados –víctimas de los horrores del nazismo- liberales criollos que vivían sus divorcios sin la condena de la ultramontana Mar del Plata. Fue hace añares.

Esta selecta minoría se exilió en Punta con sus casas  elegantes –los Born, los De Reeder-y como suele ocurrir llegaron empresarios, nuevos ricos –no siempre son lo mismo- arribistas y curiosos. La alegre calle Gorlero se vulgarizó, los restaurantes se han vuelto casa de comidas (adiós Mariskonea!) y la vida social se trivializó con la venta y promoción ne sweaters o ropa interior.

Aun así la Península de Oro reluce por la invasión de nuevos y  viejos ricos. Es una decisión mayor. La gran parte cambia de ciudadanía y luego de unos cuantos trámites son orientales hechos y derechos.

Nicolás Della Vecchia.*Marcos Galperin, Alberto Roemmers y otros cuatro empresarios argentinos figuran en la nueva edición del ranking de millonarios de Forbes Estados Unidos. Son unicornios.

Un unicornio es una empresa emergente, o startup (con una valoración de más de 1.000 millones de USD. La Argentina tiene unos cuantos

A partir de enero de 2016 hay 225 empresas unicornios en el mundo (101 en California, 23 en Nueva York, 33 en China y 13 en Europa), con una valuación total de 1,3 billones de USD.​ Los unicornios más grandes incluyen Uber, Xiaomi, Airbnb, Palantir, Snapchat, Dropbox, Juul Labs, DoorDash, WeWork, Instacart,Yolodoor, Robinhood, SoFi, Hims, Postmates, Impossible Foods, Glossier, Casper,Warby Parker, Lyft y Pinternas.

Ha cambiado Punta del Este. Eso no depende tanto del clima que hace o los precios –altos- de hoteles y restaurantes. Hay otras presencias –la mayor parte de ellas desconocidas por el vulgo-  que, reposan en esas playas –llueve o truene-. Así lo determina la ley uruguaya para quienes han resuelto reinstalar sus empresas en tierra oriental.

Cada argentino y son unos cuantos, fijaron sede para evitar no solo la pesadilla de los impuestos sino también la cuantificación de sus dineros y otros bienes. Tiene también la ventaja de adquirir propiedades sin correr el riesgo de un doloroso papirotazo del gobierno de Buenos Aires. Así Punta del Este acumula una nueva población y un nuevo estilo. Desde allí, además, hay formas prácticas que esos dineros bien o mal habidos viajen libremente dónde les venga en gana. De Suiza a Singapur.

Otro fenómeno mayor es el traslado formal de las empresas. Los desprende de las políticas argentinas. Este actitud es un rudo golpe para la mayor parte de los políticos vernáculos habituados a la contribución empresarial para alimenta sus proezas electorales y sus codicias a cambio de “una manita- decreto”.

Punto y aparte. La guerra, la pandemia y la caída de los mercados bursátiles han deteriorado en las fortunas de muchas de las personas más ricas del planeta este año.

Este año, Forbes ubicó a 2.668 multimillonarios en todo el mundo para la lista de 2022, debajo del récord de 2.755 del año pasado. En conjunto, son US$ 12,7 billones, cifra que está por debajo del récord de US$ 13,1 billones de la lista de 2021.

Y dentro de ese selecto grupo, en esta edición número 36, hay seis argentinos.

De Marcos Galerin, fundador y CEO de Mercado Libre; Alberto Roemmers; Alejandro Bulgheroni, Gregorio Perez Companc -del grupo inversor en petróleo; Eduardo Costantini, dueño de Consultatio y reciente personaje de tapa de Forbes Argentina marzo, y Eduardo Eurnekian. No puede faltar el más interesado en difundir sus amores, su fortuna y su museo, el inmobiliario Eduardo Constantini.

Galperin aparece en el puesto número 764, con una fortuna que Forbes US estima en US$ 3.900 millones. Esta ubicación marca un claro retroceso respecto a años anteriores. En 2021  este empresario supo integrar la lista de las 500 personas con más dinero del planeta, ubicándose en el puesto 440.

Mercado Libre, que opera en 18 países de América Latina y Portugal, salió a bolsa en 2007 en el Nasdaq. Galperin se especializó en economía y finanzas en la Universidad de Pensilvania y tiene una maestría en administración de empresas de la Universidad de Stanford. Trabajó en la petrolera argentina YPF durante tres años y como pasante de verano en JPMorgan antes de iniciar Mercado Libre en 1999.

Quien le sigue en la carrera es Gregorio Perez Companc, que se quedó con el puesto 1.096. Según estima Forbes US, el empresario, ya retirando, cuenta con una fortuna de US$ 2.800 millones. Construyó el conglomerado energético Perez Companc y lo vendió al gigante brasileño Petrobras por mil millones de dólares en 2002.

En diciembre de 2009, renunció a su participación activa en los negocios y entregó su participación del 75% en el gigante de alimentos Molinos Río de la Plata a sus hijos. Tuvo ocho hijos con su esposa María del Carmen Sundblad Beccar Varela, y fundó la fundación Pérez Companc luego de que Margarita, su hija mayor, muriera en un accidente automovilístico en la década de 1980. Una familia discreta.

Alberto Roemmers, quien el año pasado ocupó el puesto 1.444, en 2022 escaló al lugar 1292 del ranking. Así y todo, su fortuna cayó de US$ 3.000 millones a US$ 2400 millones. Roemmers es el propietario mayoritario de Laboratorios Roemmers, la empresa farmacéutica más grande de Argentina.

La firma fue fundada en 1921 por su padre, Alberto J. Roemmers, un alemán inmigrante en Argentina. También tiene operaciones en Brasil, Uruguay y México. Produce una variedad de medicamentos, incluidos antibióticos y tratamientos antiinflamatorios.

Alejandro Bulgheroni, con una fortuna US$ 1.900 millones, se ubicó en el puesto 1579; bajando 654 lugares desde la edición pasada. Bulgheroni y su difunto hermano Carlos (muerto en septiembre de 2016) se hicieron cargo de la empresa energética argentina Bridas Corp. (fundada por su padre) en 1985.

Bridas, ahora denominada BS Energy Investments, fue creada en 1948 para suministrar repuestos a la red de oleoductos de la petrolera nacional. Los hermanos vendieron una participación del 50% a la compañía petrolera estatal de ultramar de China, CNOOC, por US$ 3.100 millones en 2011.

En septiembre de 2017, firmaron un acuerdo sin efectivo con BP para formar la compañía energética integrada de propiedad privada más grande de Argentina. El combinado se llama Pan American Energy Group; se desempeña como presidente.

Eduardo Costantini, dueño de Consultatio (posee casi el 70%, su mayor activo) se posicionó en el puesto 1929 de la lista; con una fortuna de US$ 1.500 millones.

Después de trabajar como vendedor,  corredor de bolsa y ejecutivo financiero, Costantini fundó la firma de desarrollo inmobiliario Consultatio SA en 1991. La firma que cotiza en Buenos Aires tiene desarrollos en Argentina y Estados Unidos, incluido un complejo residencial de lujo de US$ 700 millones cerca de Miami.

También es accionista mayoritario de Consultatio Asset Management, una firma de Buenos Aires con más de US$ 700 millones en activos bajo su administración.

Luego de escalar varias posiciones, Eduardo Eurnekian se situó en 2022 a la misma altura que Costantini, pasando del puesto 2263 al 1929, con una fortuna estimada de US$ 1.500 millones. Hijo de inmigrantes armenios en Argentina, operó primero en la industria textil. Se adentró en el negocio de la televisión por cable en la década de 1980.

En la década de 1990, obtuvo US$ 750 millones en la venta de la firma argentina de televisión Cablevisión. Bajo su Corporación América Airports, Eurnekian y sus socios son dueños de más de 50 aeropuertos en todo el mundo, con ingresos reportados de más de US$ 1,500 millones.

En febrero de 2018, Corporación América Airports se hizo pública en la Bolsa de Valores de Nueva York. Su sobrino, Martin Eurnekian, es el director ejecutivo.

Y colorín, colorado, este cuento se ha acabado. La península de oro –y verde dólares- se aleja de los artificios de la sombra K y la mirada absorta de Alberto Fernández.