LA MEDIDA DE LOS KIRCHNER.

0
83

 

Máximo Kirchner «no es el vago de la Playstation que decían que era…Ojalá sea el próximo presidente». Aclaró –innecesariamente- el Presidente Fernández. Fue antes que Máximo fuera elegido  a cargo del bloque de diputados oficialistas. Y después que Cristina le concediera la presidencia de la Nación.

Máximo era el futuro titular del PJ bonaerense. En el arranque de 2021, ya salieron a medirlo en todo el país. Provincia por provincia. La encuesta es de CB Consultora Opinión Pública, con origen cordobés. .

Cerca de cumplir 44 años -el 16 de febrero-, Máximo Kirchner ya está instalado. No pasa desapercibido. Su nivel de conocimiento supera el 70% en todo el país y el 80% en las provincias más grandes. No es poca cosa. Con su madre integra una dupla política poderosa.

En cinco distritos su imagen  tiene más opiniones a favor que en contra-: Tierra del Fuego, Santa Cruz, Formosa, Santiago del Estero y Chaco. Los K se hacen fuertes en algunas de las zonas más pobres del país.

En dos de esas provincias, el líder de La Cámpora tiene otro plus: supera los 50 puntos de positiva. Es un plus acotado ya que lo consigue en los distritos con menos población del país (Tierra del Fuego y Santa Cruz). Es el Sur. Es un dato significativo.

En la provincia de Buenos Aires, los números revelan un  38,4% a favor y 54,2% en contra, con 7,4% de «ns/nc». Es su territorio de militancia donde desarrolla  sus recursos. Y recién empieza.

0tra cosa son los distritos grandes y urbanos. Suma 70,5% de negativa en la Ciudad de Buenos Aires, 67,8% en Córdoba y 65,3% en Mendoza. En Santa Fe (- 54,6%) y Entre Ríos (- 46,4%).

En la tabla que ordena por imagen a favor, aparece relegado en Jujuy (+ 21,1%), Río Negro (+ 22,6%) y Salta (+ 24,2%). Por ahora son 19 provincias con balance de imagen en contra.

Máximo Kirchner tiene más imagen positiva que su madre y que Sergio Massa en Tierra del Fuego y Santa Cruz. Supera a Massa en Chubut y La Pampa, y emparda en Buenos Aires y Entre Ríos.

Contra el que queda claramente relegado es con Alberto Fernández. Aun con la caída que experimentó desde abril/mayo pasado, tras haber tocado un piso altísimo, el Presidente sigue siendo por lejos el dirigente oficialista que mejor mide.

Cristina Fernández de Kirchner exhibe mejores números que su hijo en cuanto a imagen positiva, con un 23,5% y un 75,4% negativa con un poco porcentaje de indecisos.

Una muestra de la resistencia K, son los números del presidente Alberto Fernández que trata de despegarse de Cristina y los suyos. Con un 37,9% de imagen positiva y un 61,1% de imagen negativa, es el peronista mejor posicionado.

Synopsis, en su último informe, analiza la influencia de la ex presidenta «en las decisiones de Gobierno». Se pregunta a los encuestados «cuánto cree» que influye Cristina; y por el otro, «cuánto le gustaría». El resultado descubre que la mayoría quiere que incida poco, pero cree que incide mucho. Cada vez que se abrió un hueco de relevancia en el Gabinete o en un área de importante de gestión, esos lugares fueron ocupados por dirigentes que responden a la vicepresidenta.