ETCÉTERA

0
61

La número dos del gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, se dispone a  coordinar el gobierno catalán. Pequeña de tamaño, es una dínamo intrépida y nueva en el escenario español.
Tiene 46 años y se puso en primer plano en la tragicomedia catalana. Estuvo junto a Rajoy y ahora se puso las pilas, quedó a cargo de domar a una apaleada Cataluña.
«Gobernar significa tomar decisiones difíciles», define. Europa admira su fuerza, como lo hizo con la Thatcher  y la Merkel. Otras vendrán. Nacida el 10 de junio de 1971 en Valladolid, licenciada en Derecho y abogada del Estado, Sáenz de Santamaría es hija política de Rajoy. Una buena hija. Fue asesora jurídica desde el 2000 y se pulió en  Diputados cuatro años después.
También cambió la imagen de su Partido Popular (PP) luego de la derrota electoral de 2008. Joven, ignorada, inexperta y resistida por muchos, se impuso: «Si eres joven, mujer y mides 1,50 te ven vulnerable», comentó.
En el 2011, al ponerse al frente del PP en el traspaso de poderes con el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, dio a luz a su primer hijo. Ya era, vicepresidenta del gobierno aliada más leal de Rajoy.
El año pasado Rajoy no logró la aprobación del Congreso para formar gobierno. La envió al debate que enfrentó a los candidatos de los cuatro grandes partidos que rivalizaban en las elecciones de diciembre de 2015. Sáenz de Santamaría salió airosa del enfrentamiento con el socialista Pedro Sánchez y los entonces emergentes Pablo Iglesias (Podemos) y Albert Rivera (Ciudadanos).
En el 2015,  tras la crisis, fue confirmada como vicepresidenta. Obtuvo la salida del gobierno de ocho ministros que se le habían opuesto, con lo que conquistó la responsabilidad para las regiones y asumió la responsabilidad de la crisis catalana.
En esa función no pudo impedir, la realización del referéndum separatista. Se la responsabiliza por la mano dura de la  represión de parte de la policía española en las mesas electorales.
La crisis catalana la sitúa a como jefa del gobierno catalán hasta las elecciones del 21 de diciembre. ¿Será la primera jefa de gobierno mujer en España?
«Trabajo para que Rajoy sea presidente», remarcó tras las elecciones de junio de 2016. «No me distraigo y que no me distraigan», añadió sobre los rumores. La apoya la prensa, las empresas grandes y el poderoso mundo bancario. El nuevo siglo ya trae cambios y juventud. Como en La Argentina.