EL RUIDO QUE NO CESA.

0
76

 

La organización Ruido (Red contra el silencio oficial) está integrada por un buen número de periodistas calificados. Se preguntan:

¿Cualquier ciudadano argentino puede saber cuánto pagó el gobierno de su provincia por las compras realizadas en el marco de la emergencia por la pandemia?

La primera respuesta es no. Y aun quienes tengan la suerte de vivir en un distrito con datos públicos deberán batallar para descifrarlos y obtener cifras confiables, pero no siempre lo lograrán.

Esta es la primera conclusión de Ruido en 13 provincias del país, más la Ciudad de Buenos Aires.

El trabajo -en alianza con Fundeps, Fopea y Poder Ciudadano–“es el nacimiento de una red federal de comunicadores, especialistas en datos abiertos y organizaciones de la sociedad civil que nace para visibilizar temas de interés público relacionados con el manejo de los recursos del Estado, la transparencia administrativa, la corrupción y el acceso a la información.

 

2020, año de contrataciones directas y la falta de transparencia

El 92% de las compras en el marco de la emergencia sanitaria se realizaron de manera directa, según el relevamiento de Ruido.

La provincia de Buenos Aires compró ambulancias a precios muy superiores a los del resto de los distritos.

Chaco pagó el barbijo N95 más caro del país.

Córdoba y Buenos Aires concentraron la mayor facturación en un solo proveedor.

Santa Cruz adquirió el litro de alcohol etílico con el costo más elevado.

Las provincias más opacas: Formosa, Santiago del Estero y Tucumán no hacen público ningún detalle de compras.

Las dificultades para acceder a la información en cada distrito.

Sin licitación

La segunda conclusión es que 2020 fue un año de escasa transparencia en los procedimientos de compras relacionados con la pandemia. El Decreto de Necesidad y Urgencia 260/2020 que firmó el presidente Alberto Fernández el 12 de marzo, estableció la emergencia pública en materia sanitaria por Covid-19, por lo que las contrataciones de bienes y servicios que se realicen en este marco pueden tramitarse por vía directa.

La mayoría de las provincias adhirieron y lo acataron casi al pie de la letra: 92% de las compras se realizaron por ese mecanismo, según el promedio de todos los distritos relevados.

Ciudad de Buenos Aires aparece como el distrito de menor porcentaje de compras directas (79,5%), mientras que otros como Salta o Tierra del Fuego alcanzaron el 100%. 

Alcohol y barbijos

Con los datos obtenidos en el relevamiento se compararon los precios de tres productos básicos pagados por las diferentes administraciones: barbijos comunes de cualquier tipo, barbijos N95 (los de mayor protección y los más utilizados por personal de salud) y alcohol etílico, además de los precios de las compras de ambulancias de alta complejidad.

-Entre Ríos, por ejemplo, registra el pago más caro de barbijo común: 726 pesos por cada uno (barbijo respirador descartable Libus, según resolución provincial 1185/20). Actualmente, en marzo de 2021, el producto supera los 1.400 pesos, por lo que difícilmente se trate de un sobreprecio.

El N95 más oneroso fue comprado en Chaco, a 1.950 pesos cada uno. La compra de mil de estos elementos aparece el 9 de septiembre de 2020, a la firma Alberto Mazzoni S.A, en el portal de compras oficial. El monto total de la operación fue de 1.950.000 pesos.

Una búsqueda en una página de compras como Mercado Libre permite observar que, un año después, el más caro de esos elementos -precio al público- no sobrepasa los 1.400 pesos. No hubo forma de tener más detalles de esta compra, pese al pedido de acceso a la información que hizo Ruido al gobierno chaqueño y que no fue respondido.

En el caso del alcohol etílico (96% de pureza), el Ministerio de Salud de Santa Cruz pagó 398 pesos por litro, el más caro del relevamiento (Expediente N° 977.726, donde figura la compra de 800 bidones de 5 litros por 1.990 pesos cada uno y fue realizada a partir de la resolución ministerial 925/20). Este caso llama la atención ya que lo mínimo que esta provincia pagó por el litro de ese alcohol fueron 340 pesos, en una compra realizada en el mismo expediente. Se trató de alcohol al 70%. Por este mismo alcohol, Entre Ríos llegó a obtenerlo a 30 pesos el litro.

Entre Ríos también pagó el N95 más económico: 170 pesos.

El extraño caso de las ambulancias

Es el caso más llamativo del relevamiento: mientras que provincias como Córdoba, Catamarca o Entre Ríos consiguieron ambulancias de alta complejidad por valores cercanos a los 4 millones de pesos (las variaciones según el equipamiento son de no de más de 500 mil pesos), la provincia de Buenos Aires pagó $13.610.671 por cada una.

La compra directa aparece publicada en el portal de compras de Buenos Aires y en la edición del Boletín Oficial de esa provincia del 20 de noviembre.

Ruido analizó los pliegos en donde figura el detalle del equipamiento de esas ambulancias, y los comparó con los de provincias como Córdoba, que pagaron menos de la tercera parte de aquel valor.

El equipamiento que aparece en ambos casos –tanto en el de $4 millones como en el de $13 millones– es muy similar. Además de las especificaciones rigurosas para este tipo de vehículo –referentes a chasis, carrocería, refrigeración, etc.– el equipamiento médico también coincide. En los dos pliegos figura con camilla para pacientes, pasamanos, baulera lateral, silla de ruedas, ventilador, cardiodesfibrilador, electrocardiógrafo, oxímetro, monitores, kits variados y varios tubos de oxígeno de diferentes capacidades, entre otros elementos en común.

Los únicos agregados que aparecen sólo en el pliego de Buenos Aires están relacionados con un set para quemados (con cuatro sábanas estériles, además de gasas, guantes y otras telas adhesivas) y uno de obstetricia, además de una incubadora y un respirador neonatal, entre otros elementos. Estos agregados parecieran no ser suficientes para explicar la gran diferencia de costos.

Vale aclarar que la compra de ambulancias en Córdoba se realizó en marzo, mientras que la de Buenos Aires fue en noviembre.

De hecho, el total de esta compra de 30 ambulancias, por 408.320.130 pesos, es la segunda mayor facturación del relevamiento a un solo proveedor (el concesionario de Mercedes Benz, Colcar Merbus, en este caso). La primera corresponde a Córdoba: 688.027.964 pesos a favor de la empresa de productos de laboratorio AP Biotech SRL.