EL HARTAZGO DE LA GRIETA.

0
186

 

Synopsis, consultora que mide sistemáticamente el escenario político y el humor social, llegó a algunas consideraciones a través de su director, el analista Lucas Romero.

“Sobre 10 de los principales dirigentes del país 9 tienen más imagen negativa que positiva.

El promedio de la valoración general de estos dirigentes cayó 10 puntos desde diciembre. El balance negativo pasó de – 3 a – 13,2.

Por primera vez desde que había ganado la elección, Alberto Fernández pasaba a tener balance en contra en su ponderación.

Mientras se mostró moderado, con un discurso conciliador con la oposición y lejos de las posiciones extremas de Cristina Kirchner, tocó picos históricos de apoyo popular. Ocurrió entre fines de marzo y abril. Cuando se alejó de esos tópicos, arrancó un continuo y persistente descenso.

Hoy Fernández conserva básicamente el plus que le sirvió para ganar la elección y que se refleja en un grupo de votantes que aún lo ven bien a él pero no a la vicepresidenta. Le sirve para mantenerse como el segundo político con mejor imagen.

¿Quién está primero, en el grueso de los sondeos? Horacio Rodríguez Larreta. En los números de Synopsis, es la excepción a la regla, con 39,7% de positiva y 27,1% de negativa, tiene a favor de + 12,6 puntos. Con su propio bonus track: un 15% de encuestados que no lo quieren a Mauricio Macri sí lo quieren al jefe de Gobierno; mientras un 12% que lo quieren a Fernández lo prefiere a él. Pesca de ambos lados.

Analiza Romero: «Lo que muestran estos números, lo más relevante de todo, es que lo que paga hoy es la moderación. Los que hoy quieren tener un protagonismo político-electoral, en el corto plazo, buscan posicionarse en el centro. Por un lado Larreta, y en menor medida el Presidente, que trata de conservar los apoyos con los que ganó el año pasado».

«Otro dato central es que hay un 15% de encuestados que tienen mala imagen de Alberto, Cristina y Macri. Sumado a la caída general en promedio del conjunto de los dirigentes, empiezan a marcar una señal de cierto hartazgo. No es un contexto para que los dirigentes anden sueltos de cuerpo. Hay una combinación sanitaria, social y económica que puede poner a la gente en situación de mucho enojo con la dirigencia política en términos generales. En este contexto, discutir la Reforma Judicial hace ruido».

La principal expresión de rechazo, en términos de imagen, la representan Cristina y Macri, los polos de la grieta. Ambos superan el 60% de valoración negativa y un 25,9% los rechaza a los dos a la vez.

La otra, la electoral. ¿Se quebrará en 2021 la lógica de la polarización o la gente volverá a optar por los extremos menos malos?