EFECTOS DE LA PANDEMIA

0
122

 

Miguel Crotto*. La pandemia ha causado grandes daños a la economía, pero sus efectos no fueron de similar magnitud en los distintos sectores.

Los sectores primarios en general no han sufrido mayores perjuicios y en el caso concreto del sector agropecuario la combinación de buenas cosechas con muy buenos precios permite afirmar que ha sido un año más que razonable.

Otros sectores, ligados a la economía de los servicios han tenido gigantescas pérdidas, basta mencionar al mundo del espectáculo presencial (cines, teatros, recitales, escuelas de arte, etc.), al mundo gastronómico, los shoppings, los pequeños negocios. Recrear el complejo tejido económico previo a la pandemia debería ser un objetivo clave de la política, independientemente que esa situación conlleve muchas décadas de decadencia. Al menos es un punto de partida.

No va a ser fácil, después de tantos meses donde los empresarios y comerciantes han sufrido continuas pérdidas, reabrir una vez que la pandemia sea superada como está ocurriendo en los países donde la vacunación va protegiendo a crecientes grupos de la sociedad.

La propuesta es generar el capital de trabajo necesario. La gente, los locales, el know how está y la demanda, normalizada la situación, también va a estar. Una solución posible, considerando los significativos ahorros en dólares que poseen los argentinos, es un blanqueo de capitales dirigido exclusivamente a este fin, con características particulares: que se pueda pagar en dólares billetes valuados al tipo de cambio de contado con liquidación, que la tasa sea un 2% hasta el millón de dólares, un 4% hasta dos millones de dólares y un 8% para sumas superiores, con un máximo de cinco millones de dólares.

Es fundamental un esquema muy simple, donde solo se explicite el negocio al que van a estar destinado los fondos blanqueados, pudiendo ser el propietario del mismo o socios que deseen incorporarse, tanto personas físicas como jurídicas.

Con la pandemia superada y capital circulante disponible puede recrearse rápidamente el sector servicios, hoy tristemente devastado.

Se precisa una urgente intervención de la política.

 

*Presidente del Jockey Club Argentino, historiador, economista. Fue director del Banco de Desarrollo, Vicepresidente del Banco Nacion y pos grado de finanzas en Italia (I.R.I) y Políticas Públicas en la Universidad de Madrid. Dicta en la carrera de Economía de la Universidad Católica.

Autor del libro “Una economía para ocho millones de pobres”.