DELTA.

0
257

 

La variante Delta del COVID-19, domina la pandemia. A Soumya Swaminathan, científica jefe de la  Organización Mundial de la Salud, le preocupa que las vacunas no sean eficaces con variantes altamente transmisibles. Y que se aumenta la necesidad de nuevas dosis útiles.

En Reino Unido hay fuerte aumento de las infecciones por la variante Delta. El principal funcionario de salud pública de Alemania coincide, a pesar del aumento de las tasas de vacunación. Hay nuevas infecciones récord en Moscú. Se prevé una tercera ola de la enfermedad.

El poderoso laboratorio alemán CureVac informó que su vacuna sólo tenía una eficacia del 47% en la prevención de la enfermedad, por debajo del 50% establecido por la OMS. Documentó 13 variantes que circulan.

Funcionarios de la OMS señalaron que África preocupa a pesar de que representa el 5% de las nuevas infecciones mundiales y el 2% de las muertes. Los nuevos casos en Namibia, Sierra Leona, Liberia y Ruanda se duplican semana a semana mientras que el acceso a las vacunas sigue siendo minúsculo.

«Es una trayectoria que es muy, muy preocupante«, dijo el jefe del programas de emergencias de la OMS, Mike Ryan. «La brutal realidad es que en una era de múltiples variantes, con una mayor transmisibilidad, hemos dejado a vastas franjas de la población, la vulnerable población de África, desprotegida por las vacunas»

La pandemia se complica con la aparición de las variantes, cuando ya millones de personas están vacunadas. Hasta hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS) identifica 11 variantes activas del virus. La cepa B.1,617.2 o sea la variante Delta declarada como “preocupante” es la más transmisible.

Matt Hancock, secretario de Salud del Reino Unido, advierte que la Delta es «un 40% más transmisible». La evidencia  sugiere que podría causar un mayor riesgo de hospitalización. Tiene un cambio en la parte del virus llamada proteína de pico, que es la estructura nudosa que sobresale de la superficie del virus. Hace que el virus se adhiera más.