CHINA-ARGENTINA: PROYECTOS DELICADOS.

0
161

 

La alianza estratégica integral que sellaron la Argentina y China avanza en áreas delicadas en cuatro proyectos. La base espacial de Neuquén manejada por el Ejército Popular de China, la construcción de un observatorio lunar en San Juan, el desarrollo de un polo logístico en Tierra del Fuego y las eventuales obras de dragado en la Hidrovía de 1.300 kilómetros que transportan el 80% de las exportaciones de granos.

El gobierno chino se afirma en control del espacio aéreo, fluvial o instalación estratégica con monitoreo de Beijing.

La construcción en Ushuaia un centro de operaciones para el traslado de mercaderías y la explotación de recursos de ultramar,   demanda una inversión inicial de USD 50 millones de dólares,  provistos por China. Será un polo logístico para abastecer todas las bases de la Antártida: reduce movimientos, abarata costos y provee de mercaderías o apoyo científico.

China opera la base espacial de Bajada del Agrio en Neuquén hace cinco años, bajo la ley impulsada por la señora Kirchner durante su gestión de Presidenta. La agencia CLTC del Ejército Popular cuenta por 50 años, con exención impositiva en las 200 hectáreas. Cuenta con una antena de 35 metros en la Bajada del Agrio. Sirve para investigación científica, captar satélites y proveer información.

La instalación del Radiotelescopio CART en San Juan, financiado por China, ya instaló la base de hormigón y todos los caminos de acceso donde irá emplazado el telescopio CART. Se han resuelto las obras de provisión de agua corriente, energía eléctrica e Internet. Los técnicos chinos arman la estructura de la antena parabólica del telescopio. Ya cuentan con las plantillas para concluir la base del Radio Telescopio Chino Argentino, único en su tipo en el hemisferio sur.

El Ministerio de Transporte llamará el próximo 30 de abril a una licitación internacional para llevar adelante las gigantescas obras de dragado en la hidrovía de 1.300 kilómetros que el 80% de las exportaciones de grano de la Argentina.

La empresa china Shangai Dredging Company (SDC), subsidiaria de la gigantesca estatal China Comunications Construction Company y vinculada al poder militar de Beijing   participa de la licitación, asociado a una potente empresa belga. Competirá por el servicio de dragado, balizamiento y mantenimiento de la hidrovía Paraná-Paraguay.

Mike Pompeo, ex secretario de Estado de los Estados Unidos  denuncia que la compañía constructora china y sus subsidiarias «están involucradas en corrupción, financiamiento predatorio, destrucción medioambiental y otros abusos a los largo del mundo».

Estas cosas ocurren mientras la Argentina se distrae contemplando su propio espejo.