CHACO: APUESTA POR LA HIDROVÍA

0
79

Jan de Nul, empresa familiar de origen belga, dedicado a obras de dragado e infraestructura portuaria y marítima, propone una iniciativa privada para el dragado de apertura, mantenimiento y balizamiento del riacho Barranqueras del Chaco. Se hizo con bombos y platillos. Estuvo el gobernador del Chaco, Jorge Capitanich, embajadores de Bélgica y Paraguay, autoridades de la administración del Puerto de Barranqueras, Roberto Benítez y autoridades provinciales, sindicales y del sector portuario. No es para menos: hasta Barranqueras viajó Jan Pieter de Nul, CEO global de Jan Del Nul Group. No es para menos: la empresa se apresta a aumentar su influencia en la Argentina a pesar de algunos  episodios que oscurecieron sus acciones en la materia.

La empresa Emepa, es socia de Jan de Nul. Es todo un tema. El responsable de Emepa es Gabriel Romero arrepentido en la causa  de los cuadernos de coimas.

La multinacional belga de Nul se desligó del llamado escándalo de los cuadernos de las coimas causa investigada en Argentina. Informó que el gobierno argentino le adjudicó el contrato a Hidrovía, conformada por De Nul (50%) y Emepa (50%). El  contrato obtuvo una renovación en 1997 y en 2005 al aumentar la profundización. La prórroga fue ratificada en 2009.

Han circulado denuncias en los medios que indican que el CEO de Emepa, Gabriel Romero, hizo pagos personales a funcionarios del gobierno K en 2010 para la ratificación de la extensión del contrato.

Jan de Nul explicó que tanto el CEO de su socio en Hidrovía SA, Gabriel Romero, y uno de sus directores (Rodolfo Poblete), fueron interrogados por la Justicia, y que hubo un allanamiento en las oficinas en Buenos Aires. Las personas involucradas presentaron  la renuncia a sus cargos en el Directorio y Gerencia Comercial de Hidrovía SA.

La empresa belga se pone a disposición de la justicia argentina para dar las precisiones que sean necesarias. Romero se presentó como imputado colaborador ante el juzgado federal de Claudio Bonadio, luego de admitir que pagó un soborno por U$S 600.000 para obtener una prórroga de su contrato de concesión en el dragado de la hidrovía. Por otra parte de Nul ha realizado una campaña publicitaria  institucional con el probable propósito de fijar la importancia internacional de su empresa, con vistas, es probable a apostar su continuidad en futuras emprendimientos.

El objetivo principal del proyecto Chaco es mejorar los servicios ofrecidos por el puerto, que por su ubicación  geográfica se halla en un punto estratégico del Mercosur. La propuesta incluye una obra de dragado de apertura de un canal de 60 metros de solera y     10 pies de profundidad, más dos pies de revancha del riacho Barranqueras y la operación, balizamiento y mantenimiento por un plazo de hasta 20 años. La presentación se hizo especialmente para las autoridades presentes a bordo de la draga Alvar Núñez Cabeza de Vaca.

El mandatario, quien conoce en profundidad estas cuestiones,  destacó la importancia de la empresa de dragado Jan De Nul, «la más importante del mundo, que hace 25 años tiene la concesión de la hidrovía Paraná – Paraguay». Es  más: pretende que la empresa expanda su alcance desde la hidrovía a territorio chaqueño, para optimizar el tránsito fluvial con una logística más competitiva que facilite el desarrollo de las exportaciones.

La intención es que la hidrovía sea una autopista fluvial, las provincias signatarias como Santa Fe, Formosa y Corrientes. Jan Pieter de Nul, CEO de Jan de Nul Group aclaró que hace 25 años que actúan en la Argentina. En particular la Hidrovía Paraná-Paraguay. Proyectan profundizar y extenderla, integrando a las provincias del noreste argentino, llegando hasta el Paraguay.

Jan de Nul, factura anualmente u$s 3000 millones y tiene 7000 empleados a nivel mundial y 500 en Argentina. Ya está en carrera para la extensión de esta autopista acuática. No será seguramente la única. Hay mucho en juego y mucho futuro.