BABEL

0
257

 

Los descendientes de Noé, únicos seres humanos –narra la Biblia- resolvieron en Babilonia. Hablaban un solo idioma, y decidieron construir una torre tan alta que llegara al cielo. Dios al advertir la pretensión desenfrenada resuelve que hablaran diferentes lenguas y así abandonaran la construcción.

La ambición de esa gente era tocar el cielo con las manos y festejar de ese modo una prosperidad sin límites: la decoración de la cúspide sería «ladrillos de esmalte azul brillante».

En la tradición mística de occidente,  la torre representa el caos y la inestabilidad de la vida y condición del hombre. La Torre de Babel en ruinas es imagen del hombre caído de la gracia.

Hay leyendas semejantes en el mundo primitivo. Los humanos colapsan cuando olvidan las leyes invisibles del mundo a través del exceso de abundancia y la indiferencia ante la pobreza de sus iguales.

Eso recuerdan las ruinas de la Torre de Babel.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here